lunes, 16 de mayo de 2016

El ciclo sin límites

Me lleva días pensar que los límites son otro tipo de miopía. Cien veces diarias nos repetimos que bueno es estar tranquilo, cuando tranquilos significa dormido.
Vivir dormido en un sueño ideal de la forma que mis amigos miopes hablan. Lo importante es el amor que pones a las cosas decían. Yo pensaba pero que más se puede pedir sin esfuerzo. Estoy aquí sacando de mis propias ideas la idea que ni tus amigos ni tus ideas son tan sólidas como pa ofrecer un descanso.
En el verano del 69, mis padres escribieron que estaban contentos con mis propias notas y vacaciones hoy día mis propias ideas se han repetido en las clases en las vacaciones en los mundo alternativos que intente esconderme. Hoy ya se que esos mundos dormidos en el tiempo, mundos que los cree para proteger mentiras y para mentir a la  conciencia.
Mientras escuchas esa música limité mis locas intenciones para amar a la loca bruja de esta mentira.
Al que me dejo sin su apoyo y la que escucho sin avisar hasta que olvidó que allí estaba.
Dónde está el mensaje del éxito, las escuchas de tus silencios, mis gruñidos de poder y sin sentidos tequieros.
Me olvido de mis límites que fueron llevados hasta la última forma de vida olvidada donde me expresaba con desatino y nadie me entendía.
Decidir mentirle al tiempo y ilusionarme de lo que no fue nunca nada.
Puede ser que los reales motivos me los llevaron hasta aquí porque no lo sabía, ya que el amor me ahogó todas las esperanzas de vida quién se atrevió a vengarse de tus tequieros tus límites de los ciclos que invertistes en permitir que pasara todo ésto.
Aquí estoy yo amargando los reales motivos de mis mismas libertades así fue como me amastes y marchastes con la misma libertad que empezamos y si el ciego y miope fuimos los dos yo me lleve el premio.
Y aquí empieza los límites la historia de entender lo inentendible desde donde el mentiroso intenta dar respuesta a su lios.
Mis porqués se han magnetizado de olvidos, gracias mujeres de las que me aman y se esconden de las que me valoran y no me aman.
Arriba miopes de los secretos del olvido porque quien tiene este camino cautivo de sus propias mentiras merece decidirse ya emprender su vida y amarse mas.
Bueno entiendo que quieras estar asi mas pero yo solo expreso que somos los reflejos de nuestras propias mentiras y nuestras emociones profundas.
Es hora de emprender este fin del ciclo limitante desde nosotros y todas las madre y el padre estarían orgullosos.
Me siento agraciado de acompañarte porque es mis propios objetivos mirar y caminar, fracasos y éxitos para el futuro y el presente.

sábado, 17 de octubre de 2015

Caer sobre la misma piedra

El hecho de elegir y ya está. Cuando se duda se elige a matar de las ideas previas, de experiencias o excusas, es estar en la seguridad de caer es una pequeña prueba de muerte.
La piedra está aquí. Para bien y mal que está entre nosotros para que aprendamos pero es necesario elegir una experiencia tan alarmante.
Para mi, está en el encuentro con la piedra elegir perder y elegir ganar de alguna forma excluirte de lo que pasa a lo que da por ahí, esta en la elección de ganar un rato más.
Lleva con este tema real una temporada cuando ya estas comprendiendo, sale la misma piedra que llevaba cayendo por la calle años es hora de atravesarla por el medio, que quiere decir que hagamos un zas y pasemos de pagina por favor aprender que las emociones se pasan por medio y se atraviesan así se sienten asi se superan.
Vuelta a restablecer la piedra es bien elegir eliminar los recuerdos y superarse diariamente.

jueves, 15 de octubre de 2015

El encuentro

El infierno es un gran lugar para poner en orden las ideas. Cuando estás con opciones si dejar ir o seguir, miras al frente y escuchas tus propias palabras en tu cabeza, hazlo.
Me decía a mi mismo, enganchate a lo nuevo dale plantón a tus emociones y amarra lo que has soltado. Solía pensar en perderme, a veces era una forma de libertad. Ya me gustaría irme en donde no hay faros, para aprender a perderme.
Que ganas de complicar las cosas me decía, ya que estaba en una forma más de inercia.
En noches como aquellas, la distancia se convertía en medallas, algunas que me había escrito a mi mismo la próxima vas a llegar, en la propia miopia de la noche.
Esa noche conocí a Julia, me enseño un poco de si sabes perderte bien, sabrás encontrarte. Ésta alta y avispada mujer, veía claro en ir a por las ideas más rocanbolescas, era útil. Me estaba guiando a una conversación fría y monótona de las pasadas noches, en la que el brillo de sus ojos se hacian perfilar ausencias de otros días que ya estaba acabando de entender que yo estaba guiado por mis propias convicciones y mi rigidez ante las provocaciones.
Julia me dio tal lección sobre la miopia que me podría expresar mentalmente lo que yo había imaginado anteriorme en su forma de danza dialectica.
La mayoría de los miopes, vemos aquel límite y vamos ciegos a superarlo. Yo creí en mis locuaz mérito de permitir lanzarme a ver a una Julia nueva.
Ella reconocía entenderme y como palabras vacías caían al fondo del pozo negro de mi vida anterior.
Con el trascurso de la conversación veía a muchas visiones de Julia que ni ella en una panorámica, se hizo tarde y lo importante de la divagación de sentimientos que se encontraban presos de experiencias casi brillantes.
A pesar de ello, me expresó que me había recordado a algo nuevo y estaba convencido que me entendía. La noche paso rápido, entendí que la fugacidad de los acontecimientos precipitaron al comprar una lata y un bocadillo mientras cenaba me puse a recordar sus palabras y me emocioné.
La historía de Julia para nada dejaba de ser una de las primeras, que me dañaban cada noche, seguía siendo una más a la que escribir y olvidar ya que como los ángeles sólo apareció esa noche.

Siente más, piensa menos

jueves, 3 de abril de 2014

La aventura de vivir

Se dirá que el placer de la aventura mental es raro, que pocos pueden apreciarlo y que la educación ordinaria no tiene en cuenta un bien tan aristocrático. Yo no lo creo. El placer de la aventura mental es mucho más común en el joven que en los hombres y mujeres mayores... Es raro en la vida adulta porque se hace todo lo posible por matarlo mientras dura la educación.
Bertrand Russell
Se reflexiona sobre esta afirmación, comprende mucho más que lógica.

domingo, 11 de marzo de 2012

"Acostumbrarse es otra forma de morir" Dulce Chacón

Aprender a desaprender, y re-aprender


Las ideas no están en nuestra mente de casualidad. Si eres capaz de creer, modificar y reconvertir a través de lo que haces lo que aprendes, puede que sepas de lo que hablo. Muchas veces aprendes cosas innecesarias que solo cuando las olvidas te das cuenta de que importancia tenían y porque ahora no son útiles.

Puede que no tenga nada que ver la  autodeterminación, como cuando estamos preparados para afrontar una entrevista de trabajo, o cuando formamos una nueva familia, o por ejemplo montamos una empresa (tenemos la necesidad de aprender cómo hacerlo); pero si tiene relación porque antes debe de darse un proceso de desaprender de todos las alternativas que nos fallan.

Los genios desaprenden con facilidad, Einsten antes de conseguir la teoría de la relatividad, no solo uso manzanas, sino aprendizaje experimental. 

No somos conscientes de cuánto tiempo invertimos en aprender, pero tampoco somos conscientes que le dedicamos muy poco tiempo a desaprender. 

Desaprender…no significa no aprender, sino saber refrescar la mente de otros enfoques y visiones, llámemelos divertirse, reformatear el disco o reciclarse. Aunque lo verdaderamente nutritivo es re-aprender o reconvertirse, es la idea de cualquier creativo en una nueva campaña, que tenga éxito con su nuevo diseño.  Por eso, que todo en esta sociedad necesita una adecuada adaptación: la política, economía, religión  y la cultura, ya que los tipos de aprendizajes de maestro -alumno (cultura-aculturado) condicionan el sistema, no oxigena, no se nutre de un sistema de alumno-cultura.-Priorizamos la autoridad, como lo cierto, el mundo actual está carente de conciencia para el proceso de desaprender, como el de aprender; 

El bautizo de la "sociedad esquizofrénica" donde los padres ya dejan de ser padres, los hijos de ser hijos y los profesores de ser profesores, nos habré una brecha crítica a la era de relevo generacional muerto, carente de valores e ideas de futuro. Por lo que, los jóvenes no quieren aprender a ser jóvenes, los padres prefieren ser jóvenes, los profesores ven lejos a los alumnos. Extrañamente, seguimos hablando de desaprender sin el valor del aprendizaje (más bien ser útiles, por no encontrar útil lo que hacemos, es uno de los puntos importantes de la “sociedad esquizofrénica") Encontramos el sentido de lo que aprendemos, divirtiéndonos.

En resumidas cuentas, aprender a desaprender es el proceso, no es el fin último porque casi todos cometen el mismo error, o aprendemos demasiado, o desaprendemos bastante y ahí estamos. Somos dueños de lo que somos y mucho más de lo que pensamos.

"NO DEJAMOS DE JUGAR PORQUE ENVEJECEMOS, SINO ENVEJECEMOS PORQUE DEJAMOS DE JUGAR"  BERNAND